fbpx
 

2010

El Paisaje Como Reto

 

Diana Moncada

 

La obra pictórica de Osuna tiene como leit motiv el paisaje. En esta búsqueda, el artista ha trabajado con motivos temáticos recurrentes como los árboles (El Araguaney y El Apamate), los grillos, las flores y los círculos. Éstos últimos han persistido a lo largo de toda su producción plástica. “La vida tiene la función de un círculo. Siempre estamos abriendo y cerrando círculos en nuestra vida”, explicó.

 

Pero la imagen del círculo viene también de su exploración de las flores como materia artística, el centro de las flores como fuente de vida, como explosión de sensaciones y colores.

 

Antes de ser un artista eminentemente paisajista, “Mi lema es el paisaje como reto”, confiesa; Osuna es en esencia un dibujante. Y este talento asegura que es innato. Desde muy joven se sintió atraído por el dibujo y por los trabajos manuales.
Su obra tiene como característica el uso del carboncillo, con el cual logra líneas y figuras bien definidas sobre manchas de pintura. Además, “el carboncillo es un elemento de la naturaleza, y permite a los espectadores asociar esa relación”, señaló Osuna.

 

Ante el lienzo en blanco, el artista comienza a realizar manchas de color, y es una tercera intervención cuando las formas emergen de los recorridos y sugerencias de las mismas, “La mancha me va sugiriendo las figuras”, expresa. En este sentido, siempre intenta que este proceso sea lo más espontáneo posible, sin mediaciones ni mucho menos planteamientos previos.